Controla y gestiona el aire que se respira en tu negocio

La calidad del aire es una cuestión de la que hemos oído hablar mucho en los últimos meses. A causa de la pandemia y su fuerte contagio a través del aire nos ha hecho cuestionarnos el estado de muchos de los espacios en los que pasábamos nuestro día a día.

A pesar de todo, la calidad del aire que estamos respirando es un tema que deberíamos tener presente por nuestra propia salud.

SIGEEN DISPONE DE EQUIPAMIENTO QUE PERMITE EVALUAR LA CALIDAD

Sigeen dispone de todo un conjunto de diferentes equipos que instalándolos en oficinas, talleres, instalaciones cerradas, sirven para el control y la gestión de la calidad del aire.

Como siempre aconseja Sigeen, primero proporciona utensilios de análisis que proporciona toda la información necesaria para realizar las medidas correctoras necesarias y mejorar así la calidad del aire que cada día se respira en los centros de trabajo.

SENCILLOS CONSEJOS PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL AIRE

Nuestras abuelas lo hacían siempre y eran muy conscientes de porqué lo hacía y qué conseguían.

Lástima que con la introducción de nuevos equipamientos (pensando en el aire acondicionado o en la calefacción), y de las nuevas construcciones (espacio, habitáculos cada vez más reducidos sin ventilación) han hecho que pequeños gestos simples y diarios, los hayamos perdido.

Te quiero apuntar tan solo algunas acciones que podrías hacer:

  • Abrir las ventanas o puertas para que la estancia se ventile. No hace falta durante demasiado tiempo, simplemente cinco minutos antes de llegar a la oficina o un poco antes de salir. Y en el momento de empezar el buen tiempo, esta acción se puede realizar tres o cuatro veces al día.
  • Utiliza plantas que te ayuden a mejorar la calidad del aire. Una de las plantas más eficaces es la lengua de tigre (Sansevieria Trifasciata) muy usada en los hogares como elemento de decoración y fácil de encontrar en cualquier herboristería. Esta planta lo que hace es eliminar elementos del aire como el benceno, el xileno o el tricloroetileno, entre otros.

PARA CUANDO NO HAY OTRO REMEDIO…

En muchas ocasiones, y como hemos apuntado antes, hay construcciones que no facilitan acciones efectivas como airear las instalaciones. Así que no hay otro remedio que realizar la renovación del aire de forma artificial.

En los últimos meses, Sigeen ha realizado sustituciones de trenes de ventilación por otros formatos de alta eficiencia; en concreto a través de fan coils que se colocan en las instalaciones y que suponen pequeñas actuaciones que proporcionan altos rendimientos.

Además en estas instalaciones se han reforzado los sistemas de desinfección con placas de UV C en los fan-coils.

Si tu empresa también tuviera dificultades para renovar de forma natural el aire de tus instalaciones y no fueras consciente de si el aire que se respira es salubre, ponte en contacto con nosotros y daremos respuestas a tus dudas.

Comments are closed.